martes, 15 de agosto de 2017

ALEXITIMIA


¿Te imaginas que nazca tu primer hijo, y no sientas nada, ni alegría ni afecto, ni rabia, absolutamente nada? ¿O recibir un cumplido, una noticia trágica, un triunfo académico, y no saber identificar qué emoción sientes según la situación? E incluso todo lo contrario, es decir, expresar en lugar de tristeza felicidad o frustración y en lugar de alegría tristeza, por ejemplo.
¿Has conocido personas que parecieran que su rostro no se conmueve con nada, cuya expresión es tan parsimoniosa que es difícil saber si están vivas o muertas? ¿Si hay agrado o desagrado?
Un gran número de personas en el planeta viven con un trastorno que no solo confunde a quienes los conocen, sino a sí mismos. Aun cuando todos poseemos potencial para sentir emociones y por ende expresarlas, un amplio número de personas presentan un trastorno que les impide manifestar sus emociones para ser de esta manera comprendidos por la sociedad.





Estas personas presentan cualidades que los hacen ser catalogados como frívolos, insensibles, aislados socialmente, indiferentes o apáticos.

En 1972 el psiquiatra Petr Sifneos introduce el término Alexitimia. Para algunos estudiosos se trata de un trastorno mental, para otros un rasgo de la personalidad que imposibilita a quien lo padece a expresar sus emociones y comprender las emociones de quienes lo rodean.

La palabra Alexitimia proviene del griego y se traduce como “sin palabras a los efectos” o “incapacidad para leer y manifestar afectos”. Las barreras emocionales que sufren estas personas les imposibilita demostrar amor u odio ante una situación, no solo son incomprendidos por otros, sino que incluso ellos mismos no comprenden lo que les sucede.

El paciente sí tiene sentimientos, y sí los experimenta. El rasgo común es que no logra identificarlos y la confusión entre sus emociones les hace imposible expresarlas, lo que provoca frustración, agotamiento físico, somatización de enfermedades y autoaislamiento.


Síntomas

- Escasas sensaciones corporales.
- Insociabilidad y aislamiento.
- Dificultad para las relaciones interpersonales.
- Problemas para expresarse respecto a sus emociones (verbalización de estados afectivos).
- No sabe reaccionar ante expresiones afectivas de otras personas.
- Experimentan ira y frustración.
- Hablan poco.
- Parecen aburridos.
- Son muy prácticos.
- Desarrollan dependencia emocional o en contra parte aislamiento social.
- Reacciones bruscas ante situaciones que no logran manejar.
- Problemas sexuales, ya que no logran manifestar placer, agrado ni desagrado, lo que los lleva a tener ausencia del deseo sexual o impotencia.
- Son conformistas.



Causas
- Causas genéticas.
- Rasgos hereditarios.
- Desarrollo neuronal anormal.
- Lesiones cerebrales.
- Traumas emocionales.
- Desorden de aprendizaje emocional.
Para la Alexitimia existe tratamiento. El método más empleado es la terapia psicológica, que le permitirá al paciente aprender a reconocer lo que siente y encontrar las palabras adecuadas para darlo a conocer a otros.
Se cree que aproximadamente el 85% de la población mundial con trastornos del espectro autista padece Alexitimia, y que además 1 de cada 7 personas (no autistas) la padecen.
Algunos estudios han demostrado que anomalías en algunas zonas específicas del cerebro que vinculan el crisol con las emociones podrían ser las responsables de analizar, comprender, internalizar y manifestar sentimientos.

Una de las formas de constatar si una persona padece de Alexitimia es mediante la aplicación de la escala de Toronto, que consiste en un test de veinte preguntas donde se determinará si el sujeto tiene incapacidad para reconocer y expresar en palabras sus emociones.