lunes, 11 de febrero de 2019

¿QUÉ VENTAJAS TIENE DAR LAS GRACIAS?

¿Alguna vez te has detenido a mirar a tu alrededor y agradecer lo que tienes? ¿Te has preguntado cuántas veces al día dices “gracias”?

El agradecimiento debería ser una parte fundamental de nuestras vidas. Se define como ese sentimiento que surge cuando los seres humanos nos hacemos conscientes de lo que los demás hacen por nosotros, así como también de lo que tenemos.

Al ser agradecidos y decir “gracias”, estamos cultivando relaciones duraderas y significativas con los demás. Cuando decimos “gracias”, estamos reconociendo en los demás la ayuda que nos han prestado y les hacemos ver lo importante que han sido.




Ese reconocimiento es importante, ya que trae consecuencias positivas y beneficios desde el punto de vista emocional, tanto para quien agradece, como para quien recibe las gracias. Se ha demostrado a través de diversos estudios especializados que las personas agradecidas son mucho más felices que las que no lo son. Esto se debe  a que este tipo de personas tienden a tener una perspectiva positiva de la vida. Son quienes ven el “vaso medio lleno”, en vez de lo contrario. Son los que siempre ven el lado positivo de cualquier circunstancia.

Ahora bien, veamos cuáles son los aspectos positivos o beneficios de dar las gracias.

En primer lugar, es beneficioso para aquellos a quienes le agradecemos. Cuando mostramos nuestra gratitud hacia otros, les estamos dando un reconocimiento a sus acciones, les estamos diciendo que valoramos lo que han hecho por nosotros, les hacemos ver que sus acciones no han pasado desapercibidas. Esto hace sentir muy bien a esas personas, ya que se sienten reconocidas y valoradas.

Así mismo, y muy relacionado con el punto anterior, al agradecer se estrechan los vínculos afectivos que nos unen a otros. Cuando damos las gracias y reconocemos lo que otros nos han dado o lo que han hecho por nosotros, estamos fortaleciendo los nexos que nos unen a esas personas. Esto es importante porque parte de nuestra salud y bienestar emocional son las relaciones afectivas significativas.

Las personas que son agradecidas son de naturaleza optimistas y positivas. Siempre ven el lado bueno de las cosas y ven cada experiencia como una oportunidad de alcanzar logros y metas. Se enfocan en la solución de los problemas y no en las causas y además están al tanto acerca de qué pueden aportar ellos para solventar cualquier situación.





Ser agradecido también genera una serie de cambios fisiológicos en nuestro organismo que a largo plazo benefician nuestra salud. Por ejemplo, disminuye los niveles de cortisol, que es la hormona del estrés y aumentan los niveles de serotonina (hormona del amor). Esto genera una sensación de total bienestar en nuestro cuerpo, el cual cuando es sostenido en el tiempo, contribuye a un excelente estado de salud.

El agradecimiento tiene un efecto positivo desde el punto de vista de la inteligencia emocional, ya que nos permite reconocer en nosotros mismos y en los demás diversas emociones. De esta manera aprendemos cómo manejarlas y expresarlas.

Por último y muy importante, ser agradecidos también nos hace ser felices. Esto se debe a que cuando agradecemos lo que tenemos y lo que recibimos de la vida, sin pensar en lo que no tenemos, nuestra mente y nuestro cuerpo se llenan de un bienestar que se refleja en la forma en que actuamos. Las personas agradecidas son felices con lo que tienen, no se andan torturando por aquello de lo que carecen.

Pues sí, agradecer tiene grandes beneficios para el organismo. Por ello te instamos a agradecer por lo que recibes y lo que tienes. Verás cómo poco a poco tu perspectiva de la vida cambia y te sentirás más tranquilo y feliz de lo que nunca has estado.