miércoles, 19 de febrero de 2020

TECNOLOGÍA, ¿CÓMO DEBIERAN DE USARLA NUESTROS NIÑOS?

Desde hace algunos años, la tecnología se ha posicionado como uno de los elementos primordiales de la existencia de la humanidad. ¿Te has preguntado cómo sería tu día sin tu teléfono inteligente o sin tu ordenador? No te lo imaginas, ¿verdad?

Lo que podríamos esperar al hacerle a alguien esas preguntas es que se quede en blanco, tratando de recordar cómo era aquella época en la que no dependíamos tanto de la tecnología. Sí, es cierto, hoy en día dependemos de ella para muchas cosas, prácticamente para todo, desde hacer un pago hasta concertar citas médicas.

Sin embargo, conforme se ha ido incrementando el papel que la tecnología tiene en nuestras vidas, también ha crecido una preocupación: ¿Cómo educar a nuestros hijos para que hagan un uso correcto de la tecnología?




Si bien es cierto que los avances tecnológicos han sido de gran beneficio para la humanidad, también han traído consigo ciertos flagelos como por ejemplo el ciberacoso, la diseminación de la pornografía y la pedofilia, así como también las adicciones a los videojuegos, entre muchos otros.

De aquí surge la preocupación y la necesidad de que, como padres, sepamos orientar a nuestros hijos en el uso correcto de las nuevas tecnologías. Si eres padre, seguramente ya te hayas preguntado cómo hacerlo. Pues bien, a continuación, te vamos a dar algunos tips para enseñar a tus hijos a emplear correcta y saludablemente la tecnología:

Establece límite de tiempo

Esto es primordial. Debes establecer la cantidad de horas en las que tu hijo va a poder hacer uso de los dispositivos electrónicos como el ordenador, la Tablet o el smartphone. Es importante que exista un equilibrio entre la cantidad de tiempo en la que utiliza estos artefactos y el tiempo que dedica a otras actividades físicas. Debes hacerle ver que ambos tipos de actividades son necesarias para su adecuado desarrollo.

Enséñale a desconfiar

Sí, sabemos que se ve fea esa frase. Pero hoy en día, debemos enseñarles a nuestros hijos que no pueden confiar en cualquier persona a la que conozcan por la web. Es de vital importancia hacerles entender que internet se puede prestar para que las personas aparenten ser quienes no son y de esta manera cometer delitos y hacerles daño a los demás. Aquí, también es importante educarlos para que no compartan ningún tipo de información íntima y personal con desconocidos.  

Presta atención a lo que tus hijos hacen online

Como padres, nuestro deber es monitorear lo que hacen nuestros hijos cuando se conectan a la red. Esto podemos hacerlo de diversas maneras. Por supuesto, cuanto más pequeños sean los niños, más fácil será hacerlo. Sin embargo, conforme van creciendo, se va haciendo cada vez más difícil. Es importante estar al tanto del historial de sitios que visitan, así como también hacer uso de la restricción de páginas no adecuadas, de acuerdo a su edad. De esta forma estamos protegiéndoles de vivir experiencias desagradables que incluso podrían resultar trágicas.




Fomenta en ellos otros tipos de actividades

Hazles ver a tus hijos que internet y los dispositivos electrónicos son herramientas de gran utilidad para la vida, pero que bajo ninguna circunstancia son sustitutos de otras actividades que tradicionalmente realizan los niños y jóvenes, como por ejemplo practicar algún deporte, salir a jugar con los amigos, entre muchas otras.

Mantén una buena comunicación con tus hijos

Este es un punto fundamental. Una buena comunicación con tus hijos es lo que te va a garantizar que ellos acudan a ti en el momento en el que les ocurra algo, bueno o malo. Genera, a través de la comunicación, la confianza en tus hijos. Enséñales que siempre estarás allí para escucharlos y orientarles cuando sea necesario. Corrígelos sin juzgarlos, para que no teman venir a ti cuando lo necesiten.
  
Por supuesto, estos no son los únicos tips para enseñar a nuestros pequeños el uso adecuado de la tecnología. Cada padre es autónomo en su forma de educar y criar a sus hijos y cada quien establece el protocolo que mejor le va para ello. Lo que nosotros pretendemos con lo que te hemos planteado aquí es darte una pequeña guía que te sirva para crear tú mismo tu propio sendero a recorrer con tus hijos.