lunes, 26 de febrero de 2018

¿TEMOR A LOS ÁRBOLES?


Los temores en la vida vienen acompañados con manifestaciones espontáneas tanto emocionales como físicas. Sensaciones como temblores, sudor frío, ansiedad, dificultad para respirar, vómito y hasta llanto ocurren de forma incontrolada. Estas formas de expresión de los seres humanos son comunes ante situaciones de amenaza.



¿Has tenido estos síntomas al acudir a un parque?
Parece curioso, pero existen personas que, al tener contacto con los árboles, sus ramas u hojas, expresan estos síntomas.
El temor a los árboles es conocido como dendrofobia, “dendro” en griego significa árbol y "fobia" temor. Los individuos que sufren esta patología comúnmente no tienen plantas en sus hogares, evitan acudir al jardín botánico, parques y espacios naturales. Ya que estos lugares desencadenan ataques de pánico.
Las conductas en las personas que padecen la fobia pueden ser extremas, como cortar todos los árboles y plantas a su alrededor.
Un especialista en Sudamérica atendió un caso muy particular, el paciente tenía el cargo de presidente de una junta vecinal y trató de convencer a la comunidad de cortar todos los árboles del urbanismo con la excusa de ser un peligro al esconderse drogadictos y delincuentes bajo sus sombras. Esta acción puso de manifiesto su enfermedad y para bien de la comunidad, la orden no se llevó a cabo.
Las personas dendrofóbicas deben ser controladas, ya que los árboles son fuente de vida para el ser humano y no representan una amenaza. Por el contrario, proporcionan el oxígeno necesario para el proceso de la respiración y fotosíntesis.  
El sufrimiento de los individuos con esta enfermedad es intenso, no existe en el mundo, un lugar en el cual no encuentres árboles. El pánico que padece esta clase de pacientes los inhibe al extremo de evitar salir de su lugar de residencia. La vida social, recreación, deportes al aire libre y el desempeño de funciones laborales quedan restringidos a zonas específicas para prescindir salir al exterior. El aislamiento puede llegar a ser total dependiendo del grado de severidad del miedo.



¿Cuál es el tratamiento para un dendrofóbico?
Es importante no improvisar en el tratamiento que requiere la fobia y buscar a un especialista que lo ayude a superar el miedo. Los temores en su mayoría pueden ser curados o controlados cuando se conoce el origen.  Algunos provienen de traumas en la niñez que quedan en el subconsciente y posteriormente se manifiestan. También pueden surgir de experiencias extremas en etapas posteriores como accidentes, caídas, choques, que dependiendo de la intensidad dejan huellas difíciles de superar.
El acompañamiento en el tratamiento es indispensable, sobre todo de los familiares cercanos, los cuales deben aprender a convivir y manejar al dendrofóbico.
En ocasiones el tratamiento puede ser un fracaso, si la persona no cuenta con la ayuda de los que cohabitan con el paciente.
Si este es tu caso, puedes ponerte en contacto con nuestros psicólogos en el 675 71 35 37.