sábado, 24 de marzo de 2018

CÓMO DISFRUTAR DE TUS MOMENTOS DE SOLEDAD CUANDO VIVES EN PAREJA


Las mujeres poco hablan de masturbación, esos temas suelen ocultarse. De hecho, las mujeres son demasiado discretas en cuanto a manifestar que en algún momento de sus vidas se han masturbado. 

Conocí de cerca el caso de un paciente, quien después de padecer un cáncer cervical su ginecólogo le recomendó practicar la masturbación con frecuencia para así mejorar su proceso de curación. Sin embargo, el pudor la hacía sonrojar, para ella era vergonzoso “estar en esas cosas a su edad”, incluso lo consideraba “pecaminoso” e “insultante para con su marido”.



Para aquellas mujeres que han estado más en contacto con el tema, les es fácil asimilar que disfrutar de cierta intimidad es “necesario”.

¿Cómo disfrutar de aquellos pequeñísimos momentos de soledad?

Los espacios y momentos privados son necesarios para estar en armonía con una misma. Esta es una queja recurrente en las mujeres casadas. Desde que empiezan a compartir la cama con sus maridos, sienten que se acabaron esos instantes de contacto personal.
La vergüenza suele ser una de esas causas y ya no es igual relajarse, el temor a lo que el marido puede llegar a pensar si las descubre, o a ser escuchadas y juzgadas negativamente e incluso burladas. Esta clase de actos erróneamente se malinterpretan como conductas “infantiles” típicas de adolescentes. Otra mala interpretación respecto a la masturbación femenina es la idea de “infidelidad”. Se cree que, si una mujer está conforme y plena con la satisfacción que le proporciona su marido, no debería tener que acudir a la masturbación.
Poco a poco cada vez se va asumiendo que la masturbación forma parte de las necesidades sexuales tanto de hombres como de mujeres y todas esas ideas preconcebidas van desapareciendo.



¿Cómo masturbarse con tranquilidad cuando vives en pareja?
Si has experimentado problemas para masturbarte a plenitud por temor a ser descubierta, aquí te dejo algunas recomendaciones a tener en cuenta de ahora en adelante:
1. Cambia el horario habitual en el cual lo hacías antes de casarte.
2. Miente respecto al lugar al cual irás y escápate a solas a un sitio diferente donde puedas sentirte cómoda.
3. Aprovecha los momentos de viaje de tu pareja.
4. Empieza a usar juguetes eróticos. Son sumamente discretos y conseguirá el clímax rápidamente.
5. Convérsalo con tu pareja abiertamente, explicándole qué es lo que te gusta de la masturbación y cómo los puede beneficiar a ambos.
En una relación todo se puede solucionar si se tiene suficiente confianza y comunicación. Recuerda que la sexualidad es una de las más importantes facetas que se deben alimentar para fortalecer la relación. El placer no debería depender del qué dirán o del miedo, así que no tengas miedo de expresar tus preferencias. Notarás que te relajarás al respecto y te sentirás mucho más completa y plena.

Por favor no olvides compartirnos tus opiniones y tus dudas, los leeremos y te responderemos en la mayor brevedad posible. Nos complace poder ayudarte siempre.