sábado, 26 de mayo de 2018

CÓMO ENTRENAR TU CEREBRO PARA DETENER LA DEPRESIÓN

Sentir incomodidad, desesperanza, tristeza repentina, e inquietud, pueden ser indicativos de un trastorno mental denominado “depresión”. Esta es la principal causa de discapacidad entre personas mayores de 40 años de edad, sin embargo, actualmente es un fenómeno que se está haciendo común entre adolescentes a partir de los 15 años.

Los signos iniciales de la depresión consisten básicamente en dificultad para dormir y concentrarse mientras se intenta desarrollar una tarea, desinterés en los pasatiempos cotidianos, pocos deseos de socializar, mal humor, e inapetencia que conduce a la pérdida paulatina del peso corporal.

Si alguna vez has experimentado este padecimiento, sabes lo frustrante que es no poder comprender a ciencia cierta qué te sucede, y mucho peor es no conseguir una rápida salida para estos problemas. Es por ello que te presento algunas alternativas muy útiles, para que logres ejercitar tu cerebro y así combatir este mal de raíz.



1.- Proyéctate hacia el futuro
Pensar en todas las posibilidades que brinda el mañana, te hace imaginar la vida con más optimismo. 

Los recuerdos que provienen de situaciones lamentables, pueden conducirnos a tener miedo e inseguridad ante el futuro. Así que es mejor romper las cadenas del pasado, y permitirse seguir hacia adelante. De esta manera descubrirás que vale la pena disfrutar de tu presente.
2.- Jamás te compares
A veces (erróneamente) tenemos una perspectiva distorsionada de nuestras vidas, y nos comparamos incesantemente con otros, anhelando ser y vivir para complacerlos. Evita envidiar los bienes materiales o aspecto físico de alguien más, y mucho menos pases la vida intentando agradar a todos.
Cada quien posee cualidades que lo hacen especial y único, tan solo concéntrate en tus propias habilidades y destrezas, y tu vida tomará un rumbo más saludable.
¡Tienes demasiado para darle al mundo! No pierdas tiempo en suponer que los demás son mejores que tú.
Si piensas que el detonante para menospreciarte constantemente es el bombardeo de información que recibes de las redes sociales, entonces la mejor opción es eliminar tus cuentas. La vida es demasiado corta como para enfrascarse en este tipo de actitudes ¿no lo crees?
3.- No reprimas tu voz interior
Algunas personas luchan a diario entre lo que quieren decir, y lo que “deben decir”. Cuando esto sucede es más fácil caer en cuadros depresivos porque el sujeto considera que si reprime lo que piensa no lastimará a nadie, pero en el proceso, acaba dañándose a sí mismo.
Debes entrenarte para ser asertivo, puedes expresarte sin herir la susceptibilidad de otros, y sin causarte cargos de conciencia por pensar que no eres lo suficientemente auténtico u honesto contigo mismo.


4.- Que tus errores jamás te definan
Todos nos equivocamos, no solo es normal, sino necesario para controlar la egolatría, y para superarse a sí mismo como persona. Pero cuando permites que un error te defina como “incapaz” estás dejándoles las puertas abiertas a la depresión para que habite en ti y te marque de por vida.
Si consideras que este es tu caso, debes identificar cuál es el pensamiento negativo que persiste en ti, y erradicarlo por completo. No se trata de olvidar el evento que te marcó, pero sí de mantenerlo a raya a través de la reprogramación positiva, y la exaltación de tus mejores cualidades.
Una buena alternativa es la de repetir frases que te alienten para ser cada día mejor. Así, cuando creas que la negatividad empieza a asomarse, la podrás frenar. Ya lo sabes, para evitar deprimirte siempre contarás con pensamientos que provienen de ti, y que te harán sentir pleno, útil, y necesario en la vida de otras personas.
La mayoría de las veces, la cura para este mal consiste en salir de la rutina y divertirse, pero si consideras que tu mundo se te viene encima, es recomendable hablar con amigos, tus padres, o acudir a un psicólogo, quien te ayudará a través de diferentes técnicas. ¡En Mi Psicólogo Barakaldo encontrarás la solución!
Si esta información te resultó útil, por favor compártela en tus redes sociales.