domingo, 6 de mayo de 2018

COSAS QUE LAS PERSONAS PODEROSAS HACEN DIFERENTE

En la vida existen dos tipos de personas: las emprendedoras y las seguidoras.

Por tanto, una persona poderosa entra en la primera categoría. Es decir, es un valiente emprendedor que se abre paso en un mundo en el que sabe debe sortear pruebas diariamente. ¡Eso no la detiene! Habla y camina con determinación, además es capaz de ser tan sutil y agradable como para endulzar hasta a la persona más problemática que la vida le presente.

Nada parece ser “mucho” para las personas que a pulso de trabajo se ganan el título de “poderosos”.



Pero, si lo analizamos con más calma, no necesitas tener una doble identidad para ocultar poderes sobrenaturales, ni ostentar un cargo gerencial en una empresa multinacional, mucho menos convertirte en magistrado de tu país para llegar a ser poderosa.

Si quieres saber qué hacen distinto las mujeres eficaces, de las comunes, te invito a seguir leyendo.

1.- Todo es cosa de actitud

Si te sientes derrotado ¡la vida te vencerá antes de empezar!

Una persona emprendedora que apunta a más en su vida, sabe que su actitud debe ir en concordancia con sus pensamientos. Así que no lo escucharás decir que hay metas imposibles, o que el camino es duro, simplemente ¡no se rinde!

Su actitud es el motor que guía su vida y que sirve de ejemplo a otros. Esta clase de personas tienden incluso a motivar a sus amistades para que mantengan la constancia al proponerse un objetivo.

Siempre consiguen opciones en lugar de quejas, y es por ello que el optimismo que profesan los hace brillar y ser aceptados en todo lugar.

2.- Se arriesgan

Por muy pequeño que sea el riesgo, solo si lo asumes puedes descubrir si conseguirás una recompensa.

3.- No se deja llevar por opiniones de otros

La mayoría de los pensamientos que se almacenan en la mente de una persona son de tipo negativo.

Pero en el caso de una persona exitosa y poderosa, hacer caso omiso de los inconvenientes que otros ven para asumir una labor, se ha convertido en una tarea diaria. Es decir, ya están más que acostumbrados a que el grueso de las personas que les rodean piensan que las cosas pueden empeorar.

Pero ellos simplemente ¡asume! en lugar de unirse a las opiniones de otros. Nada le impedirá demostrar que es capaz de hacer lo que quiere, o al menos lo intentará.

4.- Se cuida cada día

¡Jamás saldrá de su casa hecha un lío!, el cuidado personal siempre forma parte de su agenda. Sabe que para alcanzar sus metas debe lucir bien por dentro y por fuera. Así que se alimenta adecuadamente, práctica ejercicio y se viste acorde a la ocasión.

5.- Nunca se victimiza

Generalmente estas personas despiertan la envidia de otros (hombres y mujeres por igual), porque saben que, a pesar de trabajar y esforzarse, siempre habrá alguien que intente hacerles sombra y conseguir en ellos el mínimo error.

Pero ellos, ¡jamás se sentirán como una víctima de las circunstancias!, tan solo continúan dando lo mejor.



6.- Se desafía
Gracias a este punto es por lo que ha llegado tan lejos. Porque en lugar de esperar que otros le reten, él se desafía diariamente. Estudia, se prepara y asume cada proyecto para crecer como persona y como profesional.
7.-  Es responsable de su economía
Ningún éxito está completo si no se cuenta con ahorros económicos. Y una persona fuerte ¡lo sabe! No busca depender de alguien más, así que ahorra e invierte para poder contar con capital para los tiempos difíciles y para satisfacer sus gustos más exquisitos.
Nada de lo anterior te servirá a menos que aprendas a equilibrar toda tu energía con algo de humildad y bondad para ayudar a otros. Descubrirás que te convertiste en una persona emprendedora y fuerte, cuando eres feliz con quién eres, y no requieres de caretas para relacionarte con otros.
De igual forma deberás asumir que estarás muchas veces solo en el camino de la vida, pero es en estos casos cuando tu fuerza interior te dará las claves para ser valiente y responsable con cada decisión tomada en el pasado.

Si este artículo te ayudó, ¡por favor coméntalo!