sábado, 9 de junio de 2018

CÓMO OLVIDAR A ALGUIEN RÁPIDAMENTE

¡A lo pasado, pasado y olvidado! Si estuviste muy enamorado(a), o confiaste en algún amigo que te traicionó, lo mejor que puedes hacer es aprender a olvidarte de esa persona y avanzar hacia tu verdadera felicidad.

Dejar de lado los sentimientos que alguien generó en ti, puede resultar muy complicado. Siempre vendrán recuerdos de vivencias, y lugares en lo que se compartieron emociones especiales. ¡Pero olvidar, es la única manera para poder avanzar y acabar con el dolor! Hasta que no lo hagas, seguirás sumido en un laberinto de recuerdos que no conducen a ningún lugar.





Olvidar rápidamente, ¿es posible?

Cualquier persona (compañeros de estudio, trabajo, amigos, pareja) puede resultar bastante tóxica para tu evolución personal. Y sin importar cuánto los ames, es preferible mantenerlos a raya antes de que sumerjan tu existencia en un hoyo oscuro que deteriora el concepto de quién eres.

Posiblemente te sientas mal con la idea de alejarlos, pero la cruda verdad es que si no lo haces tendrás que vivir con la idea de estar subyugado a las falsas percepciones de otros. ¡Y poco a poco verás cómo tu energía se viene abajo!

Continúa leyendo y descubre cómo hacerlo.

1.- Supera la angustia

Es molesto cuando estás atravesando un mal momento y alguien te insinúa muy tranquilamente: “¡Supéralo!”.

Sin embargo, dejar ir la angustia que queda en ti después de comprender que quien era de tu agrado y completa admiración te falló, es el primer paso para afrontar próximas situaciones y personas con más confianza.

¡No podrás olvidar lo que te hicieron! Pero puedes aprender la lección y ser más cauteloso cuando te encuentres en una situación similar.

2.- Obséquiate tiempo

Las decepciones también necesitan un proceso de duelo en el que puedas llorar, meditar, aceptar y avanzar. Este período es diferente para cada quien, puede durar desde algunas semanas, hasta años. Pero cuanto antes aceptes que esa persona es perjudicial para ti, antes podrás afrontar tu vida con energía.





3.- Cierra ciclos

La mayoría tiene problemas para seguir con sus vidas después de una mala situación, porque no sienten que tuvieron la oportunidad de cerrar ciclos adecuadamente. Esto se consigue encarando a quien te lastimó y obteniendo las respuestas que requieres a todas tus dudas, ¡lo cual no ocurre tan rápido como se espera!

¡Pero hay otra manera de hacerlo y sanar! Esta consiste en escribirle una carta, correo electrónico, o incluso una nota de voz y hacérselo llegar a ese ser.  Aun cuando el otro no te responda, sabrás que no te quedaste con ese sentimiento dentro de ti. Esto ayudará a aminorar el tiempo de duelo, y podrás quitarte la sensación de ahogo que te genera frustración, y deseos de llorar constantemente.

4.- Mantente al margen

Para poder cicatrizar tus heridas emocionales, debes permanecer distante de quienes te hacen daño. Elimínalos de tus redes sociales, no frecuentes los lugares en los que podrías toparte con ellos etc. En teoría y en la práctica, los estás evitando por una buena razón: “¡Tu felicidad!”.

En conclusión, debes comprender que el amor propio es mucho más importante que continuar husmeando en el escaparate de malas emociones que dejó alguien en ti, porque esto contribuye a arraigarlos dentro de tus pensamientos. Y tu mente debe ser un lugar reservado solo para quienes te hacen más fuerte y especial cada día. Supérate a ti mismo por medio de metas nuevas, manteniendo la esperanza en que te esperan personas y situaciones mucho mejores en la vida.