miércoles, 13 de junio de 2018

¿CÓMO PUEDO ALCANZAR MIS SUEÑOS DESDE LA CREATIVIDAD?

Definir la “creatividad” es sumamente difícil. Cada persona posee una noción propia basado en ciertas condiciones, atributos y características que más o menos explican esta condición humana que nos hace únicos, y que permite transformar, innovar, soñar, crear, y explorar nuevas opciones.

Nuestros antepasados al ver que no contaban con herramientas con las cuales llevar a cabo sus tareas, empezaron a ingeniárselas construyendo utensilios y desarrollando artes como la música y la literatura con las que alimentaban sus espíritus. La creatividad, es por ende una forma de expresión, que nace de la imaginación. Pero, ¿de qué manera puede contribuir en la obtención de tus metas?

Ser creativo no está asociado con la inteligencia, es decir, puede que una persona con potencial para aprender contenidos, idiomas, fórmulas matemáticas o con habilidades para tocar un instrumento musical, no sea muy imaginativo y por ende tampoco creativo.




No consiste en ser idealista

Como su nombre lo indica, la palabra creatividad proviene de “crear”, es decir, hacer a partir de lo ya existente o mejorando aquello con lo que se cuenta. Se trata de una habilidad que puede desarrollarse o no, según la determinación de cada sujeto. Lo fascinante de la creatividad es que permite organizar ideas, replantear la propia existencia y encontrar nuevas alternativas donde otros no las perciben.

Una persona con buena imaginación no necesariamente es creativa. Imaginar es sinónimo de idealizar y soñar.  Aunque la creatividad parte de esta base “imaginar”, su fin último es la “materialización”, solo así puede determinarse que alguien es realmente creativo.

Para ser creativo se hace imprescindible conocer una labor, porque esta te servirá para poner en acción un plan que genere lo que buscabas.

La creatividad de la mano del éxito

Solo cuando aprendes a “ejecutar”, es cuando las metas que iniciaron siendo un minúsculo pensamiento empiezan a tomar forma para llevarte al éxito anhelado. ¡El éxito, es la aventura de lo vivido y lo aprendido!

A lo largo de la vida nos planteamos metas, y muchas de ellas se alcanzan sin haberlas planificado o decidido de forma consciente. Lamentablemente, buena parte de éstas también se pierden por completo.

Sin embargo, lo que quiero plantearte es que el éxito se puede conseguir en menos tiempo cuando la persona lo observa desde la innovación, y no desde las creencias limitantes. Por ello, es necesario “abrir la mente” para poder estar atento a las oportunidades. Seguro que lleva algo de tiempo que las cosas comiencen a cambiar, pero vale la pena el esfuerzo invertido. En ocasiones tu mente lógica te dirá que no eres lo suficientemente bueno, pero es cuando debe resurgir el pensamiento lateral o “creatividad” con nuevas alternativas.




¿Cómo ser más creativo?

Las siguientes son opciones sencillas que deberías empezar a aplicar en tu vida:

1.- Alimenta tu imaginación a diario con preguntas. Por muy sin sentido que te parezcan, generarán un accionar en tu cerebro que te impulsarán a conseguir respuestas (crear).

2.- Cumple con tus propósitos diarios porque cuando te fijas una meta y la abandonas, tu cerebro se habitúa a ello.

3.- Enfoca tus energías descubriendo lo que te apasiona ¡y hazlo!

4.- No te descalifiques. Cada quien posee habilidades diferentes que podrían ayudarte a alcanzar lo que sueñas. Así que, si no posees una habilidad, pero tienes un objetivo bien definido, puedes valerte de las habilidades de otros en esa área.

5.- Distráete. Es contraproducente durar más de 45 minutos en una misma actividad porque el cerebro se embota.

Ya verás que poco a poco reconocerás que nada es inalcanzable, y que todo sueño puede materializarse si así te lo propones.