lunes, 18 de junio de 2018

ESTILOS DE LIDERAZGO

Una persona recibe el calificativo de líder cuando posee poder para manejar a otros en pro de un objetivo. Cuando nos referimos a “estilos de liderazgo” nos referimos a la cantidad de seguidores y la función del “líder” en el manejo de la situación.

Quien es altamente eficaz para motivar a un grupo pequeño, no necesariamente se siente tan seguro ante un número significativo de empleados. Esto ocurre porque a mayor cantidad de individuos, mayor es el grado de responsabilidad, lo que obstaculiza el desempeño adecuado de la persona.

En este artículo conocerás algunas de las maneras en que se dirige una organización y cómo inciden sus líderes en la proyección de una empresa.




1.- Autocrático

Este tipo de jefe se centra en su conocimiento y capacidad para resolver situaciones complejas, tomando las decisiones que considera oportunas, sin consultar con el equipo de trabajo. Su estrategia se basa en: decidir, comunicar, implementar, obtener resultados y analizar las consecuencias. 

El tipo de personas que se formó para ser líder autocrático es poco flexible, juega a ganar o perder por completo, pero nunca consultará con un subordinado cuál es la mejor estrategia.

2.- Democrático

Actúan a la inversa del líder autocrático. Esta clase de jefes no es impositivo, se reúne con el grupo para analizar los pros y contras de las distintas alternativas que se disponen para afrontar una crisis.

Es responsable y colaborador, sabe delegar proyectos y apoyar a quienes demuestran esmerarse para avanzar hacia cargos mejores. Además, es honesto e inteligente.

3.- Estratega

El estratega no se satisface con la capacidad que posee para llevar las riendas de la organización, sino que también involucra a sus superiores y subordinados.

Es imprescindible que estos conozcan acerca del rendimiento, alcances, o retrocesos sufridos con sus decisiones para modificar o mantener las estrategias adoptadas y así poder funcionar en aras de solventar cualquier inconveniente imprevisto.

4.- Transformacional

¡Son totalmente motivadores! Poseen un poder de atracción que hace que todos den el máximo de su capacidad. Desafían constantemente al grupo y obtienen siempre resultados a gran escala.




5.- De equipo

Se proyectan hacia el futuro, su visión es inspiradora, motivan a todos y los hace trabajar involucrándolos para que comprendan la magnitud y sentido del trabajo que cumplen. Sin embargo, los apasionamientos pueden hacer fracasar a este tipo de líderes porque se enfocan de más en el objetivo, sin comprender que a veces este no sea el más conveniente para la organización.

Conclusión

La información presentada hasta este momento es característica de los tipos de jefes o encargados de empresas pequeñas y medianas.

Son por lo tanto mucho más comunes en nuestros entornos inmediatos, por lo que en algún momento de la vida nos toparemos con alguno de estos líderes o hasta podríamos llegar a convertirnos en uno.

Existen otro tipo de cabecillas de empresas (de los que hablaremos en una próxima entrega) a los que se les encomienda empresas trasnacionales y grandes emporios comerciales.

Lo más importante es que todo líder debe saber motivar, orientar y respetar a sus semejantes, ya que más allá del cargo que posee en el momento, no deja de ser una persona a cargo de muchas otras y sus decisiones afectarán en gran medida a estas.