lunes, 2 de julio de 2018

8 COSAS QUE SIEMPRE DEBES RECORDAR

El ritmo acelerado de la vida nos hace olvidar que ciertas cosas son totalmente imprescindibles para disfrutar de nuestra existencia.
Algunas culturas han comprendido que ciertos pensamientos, son necesarios para deleitarse con las relaciones interpersonales, y en general, poder alegrarse con cada pequeña o gran situación que experimentamos.
¿Has notado que a veces te regocijas con la risa de un niño, el canto de un ave, el aroma de una flor, y en otras ocasiones, todo pareciera ser “insignificante”? Esto ocurre porque el alma y el cuerpo no están separados, y aunque el concepto de alma es algo complejo, se cree que conforma la esencia propia de cada individuo, y que de ella depende el poder apreciar lo más sublime que nos rodea.
Los puntos que leerás en este artículo, son los mensajes que emplea tu “alma” para comunicarse contigo. Así que continúa leyendo.


1- Este es tu lugar
A veces nos sentimos fuera de lugar, cómo que no perteneciéramos a un trabajo, familia o círculo social, pero recuerda que nada es casual, y siempre hay una lección que debemos aprender.
Intenta mirar a tu alrededor y respirar profundo. El universo te quiere enseñar una valiosa lección que tal vez no quieres conocer.
2- La vida es tan solo un instante
Todo es pasajero, incluso la vida misma es tan breve que no vale la pena sufrir innecesariamente por ninguna situación que probablemente en un par de días sea totalmente insignificante.
Cuando se te presenten instantes de dicha, ¡vívelos al máximo! Y cuando debas llorar hazlo, pero sin aferrarte a los malos momentos, lugares, ni personas, porque lo quieras o no ¡todo es momentáneo!
3- La felicidad depende de ti
Dejar tu suerte en manos de terceros, ¡es una completa irresponsabilidad!
Comprende que la compasión, amor, respeto, y voluntad para seguir hacia adelante, reposan en tu interior. Escucha a tu voz interior, ¡y sonríele más a la vida!
4- Quiérete
Darse esa “palmadita de aprobación” para recordarte que todo estarán bien es señal de una alta autoestima.
Aprende a quererte, no por lo que los demás digan de ti, ni mucho menos por lo que posees, sino desarrollando un concepto positivo de ti mismo. Así erradicarás los problemas y prejuicios, y podrás brillar con luz propia.
5- La vida es ahora
El tiempo no es más que una invención del hombre, no posees la certeza de estar vivo mañana, por lo que te queda tan solo una opción inteligente: “¡Disfrutar el hoy, y vívelo al máximo!”
No sigas aferrado al ayer, mejor piensa en todas las opciones que ofrece el ahora.
6- Enfrenta tus miedos
Lo que no enfrentas, acaba persiguiéndote, y arruinando parte de tu existencia. Reconocer y encarar tus miedos, es un signo de madurez y auto-respeto.


7- No seas controlador
Cada quien posee una forma de pensar y actuar. En lugar de controlar todo y a todos, aprende a delegar funciones. Deja que cada persona demuestre sus propias capacidades, y aprende de ellas.
8- Ayuda a otros
Es una suerte poder estar en la posición de dar, en lugar de necesitar ayuda de otros. Siempre que puedas, bríndales tu apoyo a quienes te rodean. Incluso empieza a brindar palabras de aliento a quienes la requieran en un instante de desesperación.
Esta acción puede marcar la diferencia en la vida de alguien en problemas, y además te dejará una sensación de plenitud, y tranquilidad inigualable.
Como puedes notar, tu alma está allí para que tu paso por el mundo valga la pena, y consigas ver lo positivo aun en las peores circunstancias que se te presentan.
¿Te agradó esta información? Compártela en tus redes sociales, y déjanos conocer tus opiniones.