martes, 2 de octubre de 2018

CEFALEA TENSIONAL

La somatización que nuestro cuerpo refleja como un dolor de cabeza, no es más que la manifestación física que tenemos frente a un malestar emocional. A esto se le conoce como cefalea tensional.

Los síntomas que identifican esta clase de cefalea suelen ser los dolores de cabeza leves, molestos y continuos con palpitaciones en los hombros, cuello y los músculos del cuero cabelludo. Además, también se manifiesta con una sensación de presión o tensión en los laterales y en la parte tanto frontal como posterior de la cabeza.




Pero seguramente nos estemos preguntando, ¿qué clase de malestar emocional puede ser el detonante de esta dolencia?

- El estrés.
- La ansiedad.
- Los altos grados de preocupación.
- Nuestro estilo de afrontamiento.
- La angustia.
- Los estados de ánimo bajos.

Como acabamos de observar, se detallan factores que son muy comunes en varios momentos de nuestras vidas. Es por ello que suelen presentarse dos tipos de cefaleas:

- Cefalea episódica: Es aquella que afecta por un periodo inferior a 15 días en un mes.

- Cefalea crónica: Es cuando la dolencia ya se prolonga por un lapso superior a los 15 días en un mes.

¿CÓMO IMPACTA EN NUESTRAS VIDAS ESTE TIPO DE CEFALEA?

La calidad de vida se puede ver muy comprometida de acuerdo al grado de intensidad y síntomas que puedan surgir asociados al dolor. A continuación, desglosaremos esto, explicando cada uno de los niveles en los que afecta:

- Nivel emocional: Debido al malestar que se experimenta, podemos sentirnos más tristes, irritables o ansiosos.

- Nivel académico o laboral: Produce mayor fatiga, disminuye la capacidad de concentración y dificulta el desempeño.

- Nivel físico: Disminuye la actividad física y dificultad la calidad del sueño.

- Nivel familiar y social: Debido al dolor, uno solo quiere aislarse en casa o en la habitación, deteriorando así la relación de pareja, familia y amigos.

- Nivel general: La capacidad para realizar actividades y disfrutar se ve reducida, ya que solo se piensa en cuál será el momento en que nos regresará el dolor.




¿DE QUÉ MANERA PODEMOS AFRONTAR EL DOLOS DE CABEZA TENSIONAL?

Lo más recomendable es que consultemos a un profesional en el área, en este caso un psicólogo. El utilizará las técnicas más apropiadas para el manejo de las emociones no placenteras y la prevención del estrés. En Mi Psicólogo Barakaldo estamos especializados en las cefaleas tensionales. Puedes ponerte en contacto con nosotros en el 675 713 537.

Algunas de las técnicas más conocidas son las de regulación emocional, el biofeedback, la gestión del tiempo, la reestructuración cognitiva, la respiración, la relajación abdominal, y por último la modificación de conducta.

También de manera personal podemos ayudarnos planteándonos actividades placenteras que nos promuevan emociones positivas, estás contrarrestarán los momentos desagradables de nuestro día. Junto con ello, podemos mejorar nuestros hábitos de alimentación, actividades deportivas y de sueño, de esta manera obtendremos un estado más óptimo de salud física y emocional.

Por último, podemos adquirir conciencia de lo que nos afecta puntualmente, así lograremos propiciar los cambios elementales que requerimos en nuestra cotidianidad para reducir las situaciones que generan tensión.