sábado, 27 de octubre de 2018

CÓMO LA TECNOLOGÍA CONDICIONA NUESTRA APARIENCIA

Con el pasar de los años hemos podido observar el gran impacto que han causado y continúan causando los avances tecnológicos en diversas áreas, tales como la educación, la política, la economía e incluso la misma sociedad. En esta última, ha logrado entrar hasta lo más profundo de nuestra esencia.

Ha entrado tanto en nosotros que ha logrado modificar la manera en la que pensamos y vemos nuestro cuerpo. La razón de ello es principalmente por la gran importancia que le hemos dado a las redes sociales. Estás, afectan nuestro autoestima y confianza ya que en internet dependemos de la opinión de los demás.




Nuestra apariencia bajo el ojo crítico de terceros

En la actualidad la red social predilecta para la publicación de imágenes es Instagram. En ella también se popularizó la moda de los selfies, la cual desató que un gran número de personas se hicieran fotografías cada vez que iban al baño o cuando se encontraban solos en nuestra habitación.

El ego crece a medida que recibimos opiniones de terceras personas sobre nuestras fotos, forjando esa opinión a través de nuestra apariencia física. Esto nos ha convertido en unas personas dependientes de los fans, seguidores, adulaciones por parte de extraños y por supuesto de los likes.

Principalmente la juventud es quien más se ha visto afectada, ya que ven la superficialidad y la anorexia como el modelo estándar de la belleza en la actualidad.

¿Podemos sacarle un mejor provecho a la tecnología?

Claro que es posible. Solo debemos detenernos a pensar sobre cuál es la mejor manera de sacarle provecho a nuestro móvil. Las redes sociales, aplicaciones móviles y los blogs pueden ser utilizados para mucho más que solo elevar nuestros egos.

Podemos aprovechar esta gran cantidad de recursos para socializar de una manera sana con nuestras amistades, familiares, retomar contacto con antiguos compañeros, utilizar las fotografías para retratar momentos importantes y anécdotas de nuestras vidas.

También podemos acordar salidas con nuestros amigos para conversar frente a frente y así intentar ir eliminando el apego que tenemos hacia las pantallas de nuestros Smartphone.

Adicionalmente, podemos descargas apps educativas sobre la temática que más nos motive, de esa forma podremos combatir esos momentos de debilidad en los que nos veamos tentados a tomarnos un selfie (esto no significa que no podamos hacernos alguna selfie de vez en cuando).




De qué manera se ve afectada la autoestima con internet

En lo que concierne a nuestra apariencia física, podemos destacar la web de Youtube por ejemplo. En ella hay una gran cantidad de canales de personas que aseveran tener los mejores consejos que conciernen a nuestra salud, pero la realidad es que en su mayoría son perjudiciales para nuestra salud y autoestima.

La cantidad de artículos e información que circula por la red es realmente enorme, por ello es recomendable que invirtamos nuestro tiempo buscando artículos de calidad y descartar de manera inmediata temas que no aporten cosas positivas a nuestra salud.


Al final del día la opinión más importante sobre nosotros, ¡siempre será la nuestra!