jueves, 13 de febrero de 2020

HIPOCONDRÍA: ¿ENFERMO O NO?

Woody Allen, afamado cineasta norteamericano en numerosas ocasiones ha mencionado que padece de hipocondría. La hipocondría no es más que el miedo irracional a padecer alguna enfermedad. A veces no es miedo, sino la certeza de que se está enfermo.

¿Has escuchado hablar alguna vez de la hipocondría? Si tu respuesta es negativa, continúa leyendo, ya que te explicaremos ciertos aspectos de este trastorno psicológico.




Hipocondría: el miedo a estar enfermo

La hipocondría se clasifica dentro de los trastornos psicológicos y afecta a una gran cantidad de personas. Las personas que lo padecen constantemente están interpretando las señales, signos y sensaciones de su cuerpo como la manifestación inequívoca de una enfermedad. Generalmente los hipocondríacos le temen a las enfermedades más graves como el cáncer.

Los especialistas en el área explican que las personas que son hipocondriacas están sometidas de manera repetitiva y constante a altos niveles de estrés. Esto se debe a que viven pendientes de sus funciones orgánicas para así detectar alguna posible variación en estas, por más mínima que pueda ser. Cuando esto ocurre, la mente de estas personas, inmediatamente, se llena con pensamientos fatalistas que tienen como centro principal la enfermedad que cree padecer.

Ahora, seguro que te estás preguntando ¿cómo es posible que una persona desarrolle este tipo de trastorno? Pues bien, existen diversas explicaciones para ello. Lo primero que debes recordar es que la gran mayoría de los trastornos psicológicos se originan en experiencias personales. La hipocondría no es la excepción. Muchas de las personas hipocondríacas han experimentado situaciones traumáticas con respecto a alguna enfermedad, por ejemplo, han tenido algún familiar víctima de una patología crónica, o bien han crecido en un ambiente  en el que el tema de las enfermedades es una constante en las conversaciones.

La vida de las personas que padecen este trastorno es muy triste, porque están inmersas en un ciclo. Se notan algo extraño o algún síntoma y corren inmediatamente al médico. Generalmente este les dice que todo está bien y comienza un periodo de tranquilidad. Sin embargo, ese tiempo no es duradero, ya que eventualmente se vuelve a sentir algo y regresa al médico para continuar así el ciclo.

Las personas con este trastorno viven con la certeza constante de que en algún momento se les va a diagnosticar alguna enfermedad mortal.

¿Es posible vencer a la hipocondría?

Definitivamente sí, la hipocondría puede ser superada. Sin embargo, tal como ocurre con cualquier otro trastorno psicológico es un proceso largo que requiere de mucho compromiso, disposición y ganas por parte de la persona afectada.




A continuación, te colocamos algunos consejos para superar la hipocondría:

Buscar ayuda especializada

Lo primero que se debe hacer cuando se reconoce que se tiene un problema de índole psicológico, es acudir a un especialista. Solo un psicólogo o un psiquiatra podrá proporcionar las herramientas y técnicas para superar a la hipocondría. Si este es tu casa puedes ponerte en contacto con Mi Psicólogo Barakaldo en el 675 713 537. ¡Podemos ayudarte!

Evitar conversaciones sobre enfermedades

Una de las características principales de los hipocondríacos es que constantemente tienen como tema de conversación las enfermedades. Esto se debe a que han leído mucho sobre el tema y siempre lo tienen presente en la mente. Por eso siempre desvían las conversaciones a este tema. Es de vital importancia evitarlo.

No buscar información en internet

La mayoría de las personas que padecen de hipocondría cometen el error de buscar información en internet acerca de los síntomas (reales o imaginarios). Esto es contraproducente, porque las personas que no tienen conocimientos técnicos en medicina, no interpretan adecuadamente la información, lo cual, lejos de calmarlos, incrementa su angustia y ansiedad.

Vivir el aquí y el ahora

Hay un dicho que expresa lo siguiente: “Si estás deprimido, estás viviendo en el pasado. Si estás ansioso, estás viviendo en el futuro. Si estás en paz, estás viviendo en el presente”. La sabiduría que encierran estas palabras es maravillosa. Es importante vivir el presente, sin preocuparse mucho por lo que ha pasado o lo que pasará. Las personas que padecen de hipocondría deben aprender esto, ya que viven bajo una constante ansiedad, pensando en las posibles enfermedades que les puedan diagnosticar.

La hipocondría es un problema más común de lo que puedas imaginarte. Las estadísticas indican que cada día son más las personas que incurren en esta patología. Sin embargo, es importante reconocer que también son muchos quienes logran sobreponerse a ella. Por ello, es importante darla a conocer y evitar que las personas que la padecen se sientan relegadas o estigmatizadas por esto.